viernes, 27 mayo 2022

Convocan a enfermeras y fisioterapeutas el 10 de febrero en los centros de salud de las capitales de provincia para protestar por el abandono de la Atención Primaria

27 enero 2022
Nacional
protesta-de-satse-frente-al-congreso-de-los-diputados

Protesta frente al Congreso (SATSE)

Comparte esta noticia en tus redes

SATSE subraya que ha llegado el momento de que las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas defiendan la salud y bienestar de todas las personas, así como una mejora de sus condiciones laborales y profesionales, ejerciendo su legítimo derecho a la movilización y protesta pública.

Enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas se concentrarán, el próximo 10 de febrero, para denunciar la grave situación de deterioro y precariedad que se sufre en los centros de salud y reclamar a las administraciones públicas que no sigan abandonando a la Atención Primaria y pongan en marcha de manera urgente medidas eficaces que mejoren la atención sanitaria y cuidados que recibe el conjunto de la ciudadanía.

Centros de salud de las capitales de provincia

La convocatoria de concentraciones en los centros de salud de las capitales de provincia de todas las comunidades autónomas supone el inicio de la nueva estrategia de acciones reivindicativas y movilizaciones que el Sindicato de Enfermería, SATSE, va a impulsar a lo largo de 2022 para denunciar el grave deterioro de nuestro sistema sanitario y reclamar mejoras en las condiciones profesionales y laborales las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas de todo el Estado.

SATSE inicia estas acciones en defensa de la sanidad y sus profesionales en los centros de salud una vez que la pandemia de la covid-19 ha puesto de especial relevancia los numerosos problemas y deficiencias que la Atención Primaria de nuestro país viene arrastrando desde hace muchos años, y que la administración sanitaria ha sido incapaz de resolver, los cuales repercuten directamente en la atención sanitaria y cuidados que se deben prestar a más de 47 millones de personas.

Falta de medios y recursos

Una escasez estructural y crónica de enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas, falta de medios y recursos, sobrecarga y tensión asistencial continua o el cierre de centros son los principales problemas que la crisis de la covid-19 ha agravado y que conllevan que las personas deban esperar días o semanas para ser atendidos presencialmente, “si es que lo consiguen sin poner en riesgo la salud de las personas”, y, además, sin el tiempo de dedicación que a los profesionales les gustaría, o que ya no pueden beneficiarse de programas de prevención y promoción de la salud porque han sido pospuestos “sine die”.

Las concentraciones impulsadas por SATSE se realizarán, a las 10.30 horas, en los centros de salud de las capitales de provincia que, a priori, disponen de algo más de recursos humanos, lo cual favorece minimizar la repercusión de las mismas en la atención sanitaria y cuidados que se prestan al conjunto de la ciudadanía.

Situación extenuante

Asimismo el Sindicato de Enfermería pretende con estas concentraciones que las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas tengan la oportunidad de alzar su voz, de manera conjunta y unida, y exigir a todos los responsables públicos y políticos, sean del signo que sean, que la Atención Primaria merece y necesita un cambio por la salud y bienestar general de toda la sociedad, y que los profesionales no pueden soportar por más tiempo una situación extenuante y agotadora física y psíquicamente que pone en grave riesgo su propia salud.

SATSE subraya que ha llegado el momento de que las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas defiendan la salud y bienestar de todas las personas, así como una mejora de sus condiciones laborales y profesionales, ejerciendo su legítimo derecho a la movilización y protesta pública. “No nos han dejado otra alternativa que alzar la voz en los centros de salud para intentar evitar un daño a nuestro sistema sanitario que en poco tiempo será irreparable”, señala.

El Sindicato de Enfermería es muy consciente del cansancio y desgaste a todos los niveles (físico, psicológico, emocional…) que sufren las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas, tras dos años de lucha incansable contra la pandemia, pero su participación es decisiva para que, con la fuerza que les da la razón y la justicia, defiendan y exijan lo que a todos y todas nos une, como es lograr un sistema sanitario público, universal y de calidad, y unos profesionales reconocidos y protegidos.