domingo, 29 enero 2023

El Gobierno prepara la declaración de obras de emergencia en El Cañarete

11 abril 2022
Aguadulce
Cañarete 3

El Cañarete

Comparte esta noticia en tus redes

 Los trabajos de mejora de los sistemas de protección, adjudicados el pasado 5 de abril por 689.000 euros, se realizarán de forma simultánea a las nuevas obras de emergencia 

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) trabaja ya en la valoración para declarar obras de emergencia en el tramo de la N340 entre Almería y Aguadulce – conocido como carretera de El Cañarete-, afectado por los desprendimientos registrados la mañana del pasado sábado. Así lo ha señalado hoy el subdelegado del Gobierno en Almería, Manuel de la Fuente, quien ha apuntado que “la misma mañana del sábado, técnicos de Carreteras realizaron una primera valoración. El peritaje se está completando y estará listo en los próximos días”. A pesar de que no se pueden definir todavía cuánto durarán los trabajos, De la Fuente ha apuntado que “esperamos que sean de menor duración que emergencias anteriores al tratarse de un talud de menor altura”.

El subdelegado ha recordado que en El Cañarete se han realizado tres obras de emergencia desde 2019: las primeras, tras los desprendimientos de rocas que tuvieron lugar el 31 de diciembre de 2019, valoradas en 640.000 euros; las segundas se aprobaron tras producirse nuevos desprendimientos en septiembre de 2020, con un presupuesto de 2,57 millones de euros. Las terceras obras de emergencia se aprobaron tras las lluvias torrenciales registradas el 22 de octubre de 2021 y están valoradas en algo más de 300.000 euros. Estos últimos trabajos comenzaron el pasado 14 de febrero y están aún en ejecución. En total, en estas tres obras de emergencia, el MITMA ha invertido desde 2019 más de 3,5 millones de euros en esta carretera.

Por otra parte, el pasado 5 de abril se aprobó la adjudicación de la mejora de los sistemas de protección de El Cañarete por 689.000 euros. Estos trabajos incluyen actuaciones en zonas cercanas pero no en la que se ha producido el último desprendimiento, por lo que ambas obras se realizarán de forma paralela y simultánea. 

Además, el subdelegado ha recordado que Carreteras ha realizado un estudio geotécnico del estado de la vía, que ha determinado zonas de riesgo alto, medio y bajo en las que deberá actuarse. El Ministerio de Transportes trabaja ya en estas órdenes de estudio, “pero no se pueden dar fechas porque en la redacción del proyecto pueden surgir imprevistos, especialmente por la tramitación ambiental que sea necesaria”. Actualmente, Carreteras está ya redactando el proyecto para las zonas de riesgo alto. “Se trata de un proyecto ambicioso y con un alcance importante”, ha explicado De la Fuente.

Hay que tener en cuenta que el tramo de la N340 entre Almería y Aguadulce se encuentra en un acantilado rocoso con alturas superiores a 100 metros y un desarrollo de varios kilómetros. En este macizo, la roca no se encuentra en estado sano sino que existen múltiples fracturas, zonas más blandas que dan lugar a pequeñas y grandes vaguadas que sufren la acción del hielo, agua y viento, que, unido a que se encuentra en una zona sísmica y al ambiente marino, da lugar a la presencia de inestabilidades en una superficie muy extensa. En este sentido se debe remarcar que no es posible considerar el escenario de riesgo cero.  

“No obstante, siempre se ha acometido con celeridad y rigor y se está planteando poner los medios para minimizarlo dentro de lo posible con los medios y plazos que la Administración puede prestar, insistiendo que no se va a poder eliminar el riesgo sino que se va a intentar reducir en lo posible”, ha destacado Manuel de la Fuente.