viernes, 19 agosto 2022

El Ayuntamiento ayuda a las 16 familias afectadas del edificio de la calle Ferrocarril con 20.000 euros

7 abril 2022
Almería
Bomberos calle Ferrocarril

Calle Ferrocarril. Bomberos

Comparte esta noticia en tus redes

Las ayudas otorgadas por el Ayuntamiento están dotadas con un importe de 1.200 euros, en concepto de emergencia, con las que atender necesidades básicas y/o cubrir las necesidades de alojamiento

El Ayuntamiento de Almería ha aprobado este pasado miércoles, en Junta de Gobierno Local extraordinaria, el primer paquete de ayudas económicas de emergencia social y a familias con menores, por importe de casi 20.000 euros, de las que serán beneficiarios los propietarios de las viviendas afectadas por el derrumbe parcial de los forjados en un edifico plurifamiliar situado en la calle Ferrocarril, ocurrido el pasado día 28 de marzo.

Las ayudas están dotadas con un importe de 1.200 euros, en concepto de emergencia, con las que atender necesidades básicas y/o cubrir las necesidades de alojamiento.

De esta forma el consistorio viene a dar respuesta “inmediata” a las necesidades que han manifestado los afectados tras el derrumbe de parte de este inmueble, ayudas de cuyo contenido se informó a los vecinos en un nuevo encuentro, celebrado el pasado lunes, junto a las concejalas de Urbanismo e Infraestructura, Ana Martínez Labella, y de Familia, Igualdad y Participación Ciudadana, Paola Laynez.

La responsable municipal de Familia, Igualdad y Participación Ciudadana, ha precisado que se trata de “la primera» medida en este sentido, al tiempo que insistía en el seguimiento y atención que desde el Ayuntamiento, desde el primer momento del suceso, se ha tenido con  las familias afectadas, poniendo a disposición de las mismas recursos municipales como el Centro Municipal de Acogida. A su vez, desde el área de Urbanismo e Infraestructuras, se ha brindado toda la ayuda técnica y jurídica necesaria a la comunidad de propietarios a enfrentar esta situación. 

En este encuentro, en el que participaron también técnicos municipales, ambas ediles trasladaron el “compromiso” de prestar toda la ayuda necesaria, en el marco de la legalidad y las competencias municipales “que atienda las consecuencias derivadas del desalojo de sus viviendas”, obligado por el derrumbe de los forjados del inmueble, un edificio de cuatro plantas más bajo en el que residen un total de dieciseis familias.

El desalojo de las viviendas que conforman este edificio se decretó como medida preventiva, tras una primera inspección girada por los técnicos de la Gerencia de Urbanismo, tramitándose seguidamente orden de ejecución para que los propietarios procedan a llevar a cabo la reparación, conservación y mantenimiento del edificio.