jueves, 22 febrero 2024

El acueducto de Carcauz, declarado Bien de Interés Cultural

14 diciembre 2023
Felix/Vícar
220623 Acueducto Carcauz (1)

Comparte esta noticia en tus redes

La protección también incluye al arco de los Poyos, al puente por rematar, al acueducto de los Veinte Ojos y a la balsa del Molino

El Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto por el que se inscribe en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como Bien de Interés Cultural, bajo la tipología de Monumento, el acueducto de Carcauz en Felix y Vícar, en la provincia de Almería. De igual modo, en el expediente de protección se incluyen diversos elementos arquitectónicos que están a lo largo de su recorrido, como el arco de los Poyos, el puente por rematar, el acueducto de los Veinte Ojos o la balsa del Molino.

El acueducto de Carcauz es un complejo hidráulico situado en la vertiente meridional de la Sierra de Gádor creado para transportar el agua desde los afloramientos de las partes altas del macizo montañoso hasta la llanura costera del Campo de Dalías, aunque sería aprovechado también para mover los molinos del paraje de Casablanca, en el que se instituyó un mayorazgo tras la rebelión morisca y finalmente un marquesado en 1712.

Es precisamente el Memorial del Marqués de Casablanca (1804) una de las fuentes que recogen la antigüedad del inmueble, junto con el Diccionario Geográfico-Estadístico- Histórico de España y sus posesiones de Ultramar de Pascual Madoz, donde al enumerar los límites de la Diócesis de Almería hace referencia “al acueducto romano por Casablanca”, aunque no ha podido ser constatado dicho origen.

En una zona como Almería, a la que el geógrafo latino Pomponio Mela caracterizaba por la penuaria aquarum, es fundamental el conocimiento y la protección de las estructuras de captación y distribución de agua que se han realizado a lo largo de los siglos, constituyendo el acueducto de Carcauz uno de los complejos hidráulicos más antiguos y mejor conservados del sur peninsular.

Los valores que justifican su inscripción en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz son su relevancia como testimonio patrimonial de la gestión hidrológica y de los conocimientos relacionados con la explotación del agua en un territorio caracterizado por la aridez, difícil, montuoso y quebrado, conformado por un sistema de captaciones, minas, acequias, acueductos y balsas, que secularmente ha sido restaurado y reparado de forma insistente para continuar aún a día de hoy en uso.