martes, 21 mayo 2024

Detenidas dos personas por cultivar marihuana en un residencial de Adra

3 abril 2024
Adra
guardia civil

Comparte esta noticia en tus redes

El amplio dispositivo de vigilancia preventiva frustró el intento de huida de uno de los detenidos quien resultó ser el propietario de la vivienda unifamiliar donde se encontraba la plantación de marihuana

La Guardia Civil del Puesto Principal de Adra ha detenido a dos varones de 36 y 27 años como autores de los delitos de cultivo y elaboración de droga, así como de defraudación del fluido eléctrico.  Además, se ha intervenido 316 plantas de marihuana en una vivienda unifamiliar ubicada en una urbanización del municipio almeriense de Adra. 

La operación Ylbert, que es como se ha denominado, se enmarca dentro del plan de lucha que desarrolla la Guardia Civil contra el tráfico, cultivo o elaboración de sustancias estupefacientes en la provincia de Almería. Se inició a raíz de las investigaciones policiales y numerosos dispositivos de vigilancia preventiva dirigida, especialmente, para la localización de sustancias y efectos vinculados a las actividades delictivas. Todo ello sumado a las numerosas comunicaciones aportadas por las personas residentes a través de los canales anónimos abiertos a los ciudadanos, permitieron ampliar la información sobre un posible cultivo de drogas en una vivienda situada en un residencial de la localidad de Adra. En concreto, en una urbanización compuesta por viviendas unifamiliares adosadas y amplias zonas ajardinadas.

Los agentes establecieron un dispositivo de vigilancia que rápidamente confirmó la existencia de dicho cultivo.  Este se evidenció por el fuerte olor que desprenden las plantas de marihuana, el constante tránsito de personas desconocidas por el interior de las zonas comunes (privadas) de la urbanización y un fuerte ruido continuo, a lo largo del día y de la noche, proveniente del compresor de un aparato de aire acondicionado.

Durante el transcurso de la investigación, los agentes del área de investigación de la Guardia Civil de Adra, observaron la presencia ocasional del propietario de la vivienda, ya sea solo o acompañado de una o varias personas. Además, descubrieron una toma ilegal a la red eléctrica, perfectamente camuflada, que marcaba una potencia muy elevada en comparación con el consumo habitual de una vivienda familiar.

Con los indicios recabados, los agentes al cargo de la investigación con el apoyo de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Compañía (USECIA) procedieron a la inspección y registro de la vivienda. En el interior de la misma, identificaron a un varón de 36 años que realizaba labores de cuidado y mantenimiento de la plantación bajo las órdenes del propietario, de 27 años, quien se encontraba en las inmediaciones de la vivienda en el momento del registro. Gracias al amplio dispositivo preventivo establecido por la Guardia Civil en todo el residencial y sus alrededores se logró interceptar a esta persona cuanto trataba de huir de la zona.

En el interior de la vivienda, se incautaron 316 plantas de marihuana (cannabis sativa) en estado de floración, distribuidas las diferentes estancias que disponía la vivienda.  Además, los detenidos habían instalado un sofisticado sistema de iluminación y ventilación para su cultivo, que incluía bombillas, ventiladores, filtros y reguladores de humedad de alta potencia.  Todos estos dispositivos funcionaban mediante el uso fraudulento del fluido eléctrico.

Por tales hechos los agentes actuantes proceden a la detención in situ de estas dos personas, como presuntos autores de un delito contra la salud pública (cultivo de marihuana) y otro delito de defraudación de fluido eléctrico.

Finalmente, como resultado de esta operación, la Guardia Civil de Almería ha intervenido un cultivo indoor con 316 plantas de marihuana y ha detenido a dos varones como presuntos autores de un delito de cultivo o elaboración de droga y un delito de defraudación de fluido eléctrico.