martes, 31 enero 2023

Detenida en Lituania la presunta asesina de la empleada de una pastelería de El Ejido

4 junio 2019
El Ejido
fotonoticia_20190604100024_640

Foto Policía Nacional

Comparte esta noticia en tus redes

Las autoridades policiales lituanas hicieron entrega de la detenida a los agentes de la Policía Nacional en El Ejido, para que la trasladasen hasta órgano judicial reclamante, que ha decretado su ingreso en prisión por un delito de asesinato.

La Policía Nacional ha detenido a una mujer de 49 años de edad y origen lituano, como presunta autora de la muerte de Natasha P., la empleada de una pastelería de El Ejido, cuyo cuerpo fue hallado sin vida y con heridas de arma blanca hace cinco años.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de El Ejido ha decretado el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza para la mujer sobre la que se emitió una orden de europea de detención y entrega (OEDE) en septiembre de 2014, poco después de que una mujer fuera hallada muerta en la calle Rosas de El Ejido con evidentes signos de extrema violencia, presentando multitud de hematomas y cortes en diversas partes del cuerpo, mayoritariamente en cabeza y rostro.

Según ha indicado la Comisaría en una nota, la investigación llevada a cabo ha concluido que el móvil del crimen fue «económico», habiéndose comprobado que la fallecida tenía contraída una deuda de 700 euros con la arrestada y su pareja sentimental, fruto de la cual surgieron desavenencias entre ambas partes.

A pesar de los esfuerzos policiales para lograr su localización y detención, la prófuga consiguió eludir el cerco policial y huyó a Lituania, en donde se refugió en casas de amigos y familiares. La «tenacidad» de los agentes y la «constancia y firmeza» del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de El Ejido llevaron a reabrir nuevamente el caso y a realizar los contactos necesarios con las autoridades lituanas para localizar y detener a la prófuga.

Así, el pasado día 30 de mayo las autoridades policiales lituanas hicieron entrega de la detenida a los agentes de la Policía Nacional en El Ejido, para que la trasladasen hasta órgano judicial reclamante, que ha decretado su ingreso en prisión por un delito de asesinato.

Las primeras pesquisas policiales permitieron identificar a la supuesta autora del crimen así como a una segunda persona, quien la habría acompañado en el momento de cometer el crimen, para el que se habría servido de un cuchillo.

La víctima fue hallada muerta con evidentes signos de violencia en el interior de la confitería en la que trabajaba, si bien por las características que presentaba la escena se descartó el robo como móvil desde el primer momento. El cuerpo sin vida de Natasha fue encontrado por un familiar sobre las 21,45 horas del 13 de septiembre. Fue este familiar quien alertó al 112 del hallazgo del cadáver, que se encontraba «tumbado en el suelo y con un charco de sangre alrededor».
[scrolling_box title=»Otras noticias» count=»30″ rows=»10″]