sábado, 20 abril 2024

La carretera del Cañarete seguirá cortada hasta mayo mientras se estabiliza el talud

28 enero 2020
Aguadulce
Captura de pantalla 2020-01-28 a las 11.22.18

Se espera que el tráfico se restablezca en un plazo aproximado de tres meses.

Comparte esta noticia en tus redes

La primera semana de febrero darán comienzo los trabajos de estabilización del talud. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMO) da un margen de tres meses para unas obras que cuentan con un presupuesto de 639.224,12€

La Secretaría General de Infraestructuras, dependiente del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, ha aprobado este lunes el comienzo inmediato de obras de emergencia en la carretera de El Cañarete, en el punto kilométrico 434+500, donde la madrugada del 30 al 31 de diciembre pasado se produjeron desprendimientos de rocas de grandes dimensiones que han obligado al corte de la vía desde entonces.

Los trabajos comenzarán la primera semana de febrero y cuentan con un presupuesto de 639.224,12 €. Se espera que el tráfico se restablezca en la citada carretera en un plazo aproximado de tres meses.

En la zona afectada por los desprendimientos, la carretera discurre a media ladera, por un macizo de calizas y dolomías muy fracturadas, que ya presentaron episodios anteriores de desprendimientos. Debido a ello, existía una malla de triple torsión para el guiado de los materiales que se desprenden del talud que, sin embargo, en esta ocasión, fue incapaz tanto de contener los desprendimientos como de guiar la caída de los bloques de mayor tamaño al pie de la pared.

Una vez que los técnicos de la Demarcación de Carreteras del Estado en Andalucía Oriental examinaron el estado en el que había quedado el talud afectado, el día 1 de enero se dio la orden de inicio de obras. Se procedió a la retirada de los bloques de piedra, de hasta 4 toneladas de peso, y se dejó cortada la carretera hasta poder garantizar la seguridad de los usuarios de la vía frente a más desprendimientos.

De inmediato se procedió también a la elaboración del informe técnico necesario para la declaración de emergencia de las obras, en las que se combinarán dos sistemas de protección que se aplicarán a lo largo de 120 metros de largo de la pared afectada. El talud mide aproximadamente 90 metros de altura, aunque la parte más sensible se sitúa justo a la mitad.

Por una parte, se instalarán barreras dinámicas de protección antidesprendimientos, que serán las encargadas de interceptar los bloques que puedan desprenderse del talud. Por otra, se colocará una cortina de guiado de desprendimientos, que evitaría que las rocas que puedan caer se salgan de la trayectoria estimada, asegurando así su intercepción por las barreras dinámicas instaladas.

Previamente a la colocación de dichos sistemas, los operarios tendrán que realizar un saneo de las coronaciones de los diferentes frentes de talud, eliminando las piedras y bloques que estén en una situación más inestable. De forma complementaria, se reparará también la malla de triple torsión existente y se pondrá malla nueva en aquellas zonas donde no exista para la colocación posterior de la cortina de guiado.

Declaraciones del subdelegado Manuel de la Fuente sobre las obras de emergencia en El Cañarete:

[scrolling_box title=»Otras noticias» count=»60″ rows=»20″]