sábado, 22 junio 2024

Aparecen más de 220 kilos de marihuana en un camión que circulaba por la A-7 cargado de verdura en mal estado

11 agosto 2023
Provincia
marihuana en camión

Comparte esta noticia en tus redes

El cargamento tenía como destino Milán, sin embargo al conductor le constaba una prohibición de abandonar el país por delitos previos relacionados con el tráfico de drogas

La Policía Nacional de Almería intercepta un tráiler frigorífico en la autovía A7 a la altura de Lorca con más de 220 kilos de marihuana oculta entre un cargamento de hortalizas en mal estado.

La intervención fue posible gracias a la vigilancia y control que viene desarrollando la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (UDYCO) de Almería en la zona costera del poniente que linda con la provincia de Granada. 

Este enclave resulta muy atractivo para las distintas organizaciones dedicadas al tráfico de drogas debido a la actividad hortofrutícola, que permite camuflar el ilícito penal bajo la apariencia de una actividad comercial lícita. Y a la orografía del terreno, con una maraña de caminos, pasos y zonas donde aparentemente se puede cultivar y ocultar la mercancía, generalmente cannabis. 

Agente fuera de servicio

Uno de los funcionarios adscritos a este grupo de investigación, que había terminado su servicio en el lugar y regresaba a dependencias policiales, reparó en un camión parado en el arcén de la carretera N340a que discurre paralela a la barriada de La Rábita-Albuñol (Granada). Le pareció que quien se bajaba del mismo era APC, un hombre natural de Adra de sobra conocido por la Policía por estar relacionado con distintos grupos criminales dedicados al tráfico de drogas en la región.

Las maniobras errantes de contravigilancia adoptadas por APC terminaron por convencer al investigador, que solicitó el apoyo del resto de efectivos del grupo para comprobar la posible comisión de un hecho delictivo.

Las medias de seguridad del conductor del camión obligaron al agente a cesar el seguimiento para evitar ser detectado y fue su intuición la que le permitió recuperarlo ya en el término municipal de Vera.

Cuando las circunstancias fueron propicias, los investigadores decidieron dar el alto al vehículo para comprobar su carga. Se trata de un momento muy delicado, puesto que en incontables ocasiones los traficantes confunden a los policías con componentes de bandas rivales que quieren robarles la mercancía y pueden reaccionar con mucha violencia. Es por ello que se solicitó la colaboración de varios vehículos rotulados de la Comisaría Local de Lorca.

El a la postre detenido, se mostró incongruente ante las preguntas de los agentes. Con múltiples antecedentes, tenía decretada una prohibición de abandonar el país, sin embargo la documentación que portaba, reflejaba que el destino de las hortalizas que decía remolcar no era otro Milán (Italia). No contaba con las etiquetas exigidas respecto a la trazabilidad de productos perecederos y tampoco tenía explicación alguna para la ruta que había llevado hasta ese momento.

Al abrir la caja del camión, los investigadores comprobaron que el sistema frigorífico estaba desconectado, y que la mayoría de la carga, consistente en tomates, calabacines y pimientos estaba en un avanzado estado de descomposición. Precisamente el edor que emanaba la carga enmascaraba el característico olor de la marihuana, que suele ser un indicio inequívoco para los policías a la hora de buscar esta sustancia. Es por ello que se decidió trasladar el camión a dependencias policiales para practicar un registro más minucioso. 

Droga oculta en hortalizas

Oculto en cajas de calabacines y preservado en bolsas termo selladas al vacío, los policías encontraron algo más de 220 kilogramos de cogollos de marihuana. Una cantidad que, si se vendiese por gramos, superaría el millón trescientos mil euros en el mercado ilegal.

Los agentes decomisaron la sustancia e intervinieron la cabeza tractora con su remolque y dos teléfonos móviles. Y procedieron a la detención de APC por un delito contra la salud pública. 

El detenido, con múltiples antecedentes por tráfico de drogas y malos tratos en el ámbito familiar, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 6 de Almería, que decretó su ingreso en prisión provisional.