sábado, 13 agosto 2022

Condenas a prisión en cuatro casos de agresión a sanitarios en El Ejido y Almería

31 enero 2022
Almería
AGRESIONES SANITARIOS

Comparte esta noticia en tus redes

La justicia condena con penas de prisión a los agresores, en tres de los casos, y con orden de alejamiento e indemnización en todos

Los servicios jurídicos del Servicio Andaluz de Salud (SAS) han recibido cuatro sentencias favorables que condenan a los autores de agredir a varios profesionales sanitarios de la provincia de Almería.

La justicia considera probados los hechos denunciados por las víctimas durante el desempeño de sus funciones, tipificados como delitos de lesiones y amenazas en la legislación vigente, e impone penas de prisión en tres de los casos, orden de alejamiento e indemnización.

Ejido norte

Los hechos de dos de las sentencias judiciales emitidas el pasado año ocurrieron en el centro de salud de Ejido Norte, dependiente de Distrito Sanitario Poniente. La Audiencia Provincial ratificó una agresión múltiple, ocurrida en julio de 2018, que afectó al médico de familia que atendió al agresor y a los compañeros que acudieron en su ayuda (un enfermero, un celador y un vigilante de seguridad).

Las víctimas recibieron insultos y fueron amenazadas con arma blanca. El juez, que desestimó el recurso de apelación presentado por el acusado, dictó una condena de doce meses de prisión en total, prohibición de aproximarse a las víctimas a menos de 200 metros de su domicilio, lugar de trabajo o estudio o cualquier lugar frecuentado por los mismos durante un año y seis meses e indemnización. 

La mascarilla

La segunda agresión registrada en el centro de Salud de Ejido Norte tuvo lugar el pasado mes de septiembre de madrugada. La discusión entre el usuario y el médico que lo atendió se originó “a consecuencia de una mascarilla” y derivó en agresión física. El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº2 de El Ejido condenó al agresor por un delito leve de lesiones a una pena de 70 días de multa, a indemnizar al denunciante y a mantenerse alejado a una distancia mínima de 50 metros, de su domicilio, lugar de trabajo o cualquier otro lugar por un periodo de dos meses.  

Para la gerente de Distrito Sanitario Poniente, Enriqueta Quesada, se trata de dos condenas “ejemplarizantes”. “Deben servir para que nuestros profesionales se sientan protegidos por el sistema sanitario y judicial, para animarlos a denunciar cualquier tipo de intimidación o agresión y para concienciar a la sociedad de la gravedad de intimidar a un profesional sanitario. Agredir no es gratuito”, afirma. 

Distrito Sanitario Almería norte

A estas dos sentencias condenatorias en Distrito Sanitario Poniente se suman dos más por agresiones físicas con sendas penas de prisión -de seis meses y de un año y seis meses- ocurridas en Distrito Sanitario Almería y Área de Gestión Sanitaria Norte. En los cuatro fallos judiciales contabilizados en 2021 en Almería se condena a los autores con la pena de alejamiento y con la correspondiente indemnización. La mitad de los casos se resolvieron a través de juicio rápido.

Plan de Prevención y Atención

Desde la delegación territorial de Salud y Familias en Almería se subraya que, desde el año 2015, el artículo 550 del Código Penal recoge que cualquier agresión, física o verbal, a un docente o sanitario en el ejercicio de sus funciones o a consecuencia de ellas es considerado un atentado a la autoridad, con penas de prisión de seis meses a tres años, además de multa y alejamiento. 

La Junta de Andalucía continúa trabajando en el  ‘Plan de prevención y atención de agresiones para los profesionales del sistema sanitario público andaluz’ con la incorporación de un profesional guía frente a las agresiones. Se encarga de ayudar a prevenir agresiones a través de la identificación de situaciones conflictivas, derivando al trabajador social o educador a las personas con un potencial alto de conflictividad, y de acompañar a los sanitarios agredidos. 

Asimismo, existe un interlocutor sanitario provincial y un interlocutor sanitario policial, tanto en la Guardia Civil como en la Policía Nacional, que trabajan de forma coordinada. “La agresión a sanitarios es un problema en aumento en los últimos años, no sólo en España, sino en los países de nuestro entorno. En España, desde 2010, se conmemora el Día Europeo contra las Agresiones Sanitarias. Un año antes, fallecía el primer sanitario español en el ejercicio de sus funciones”, recuerda el interlocutor sanitario provincial, Fernando Carrasco, que aconseja “denunciar siempre, incluso las agresiones verbales”. 

A través del citado plan, la Junta de Andalucía facilita este trámite al sanitario agredido a través de las gerencias correspondientes y ofrece acompañamiento y apoyo “desde el primer momento” por profesionales cualificados. Asimismo, se ponen en marcha medidas preventivas enfocadas a la formación del personal sanitario por parte de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y campañas informativas de concienciación.