domingo, 27 noviembre 2022

Acuíferos Vivos celebra el Día Mundial de los Humedales limpiando la Balsa del Sapo

6 febrero 2017
El Ejido
IMG_0642

Neumáticos en la Balsa del Sapo

Comparte esta noticia en tus redes

La actividad de limpieza ha sido todo un éxito, no solo porque se han logrado llenar dos inmensos contenedores con los residuos de plásticos, latas y vidrios recogidos por los voluntarios en las orillas y en el interior del humedal, sino también porque a lo largo del recorrido el personal del Centro de Interpretación Parque Ornitológico Balsa del Sapo ha realizado una completa explicación de cada una de las especies de aves presentes y de la problemática que pone en peligro la pervivencia de este frágil ecosistema.

En la mañana de este domingo, casi un centenar de voluntarios pertenecientes a varias colectivos sociales, ecologistas y de agricultores se han dado cita en la Balsa del Sapo de la Cañada de las Norias, para proceder a la limpieza de este humedal que se encuentra en un lamentable estado medioambiental y de salubridad, constituyendo además un potencial peligro para los vecinos del entorno por el peligro de inundaciones cada vez que se producen lluvias torrenciales.

[rev_slider slider34]

Atendían con este acto a la llamada realizada desde la Plataforma de Defensa del Agua de Almería Acuíferos Vivos, recientemente constituida a nivel provincial y que ha querido aprovechar la celebración del Día Mundial de los Humedales para concienciar a la población y a las instituciones de la necesidad de establecer un Plan Hídrico de Gestión Integral del entorno, que no solo preserve los valores ambientales de la zona y reduzca el riesgo de inundaciones a la población y cultivos próximos, sino que también permita utilizar para el riego estas aguas una vez depuradas. En la actualidad los recursos hídricos de la Balsa del Sapo son evacuados al mar sin aprovechamiento alguno y con un alto coste económico.

Y es que la Balsa del Sapo, aunque es un ecosistema causado por la actividad humana cuando se extraían gravas y arcillas para los cultivos bajo plástico; tras su abandono como cantera y su inundación por la capa freática de su subsuelo, se ha convertido en un excepcional humedal en el que convive una variada avifauna que lo ha colonizado y convertido en uno de los ecosistemas más singulares de nuestra provincia.

La actividad de limpieza ha sido todo un éxito, no solo porque se han logrado llenar dos inmensos contenedores con los residuos de plásticos, latas y vidrios recogidos por los voluntarios en las orillas y en el interior del humedal gracias a la utilización de un kayac, sino también porque a lo largo del recorrido el personal del Centro de Interpretación Parque Ornitológico Balsa del Sapo ha realizado una completa explicación de cada una de las especies de aves presentes y de la problemática que pone en peligro la pervivencia de este frágil ecosistema.

Ha sido por tanto una jornada lúdico-reivindicativa, que ha permitido a todos los presentes conocer los valores ambientales de este humedal, ser conscientes de la situación de gravedad en que se encuentra y contar con argumentos sólidos para exigir a las instituciones que se limpie este espacio, que se elabore un plan de gestión que evite superar los máximos de la lámina de agua seguros, que se reciclen las aguas sobrantes para su reutilización en el riego y que se controlen las especies invasoras que compitan con la fauna autóctona.

Con la lectura de un manifiesto que recoge todas estas exigencias, la recogida de firmas entre los asistentes para su entrega en la Delegación Provincial de Medio Ambiente y una comida de hermandad, ha concluido esta primera jornada didáctica y reivindicativa que la Plataforma en defensa del Agua en Almería Acuíferos Vivos pretende repetir durante los próximos meses en otras comarcas de la provincia con problemas causados por la sobreexplotación de sus acuíferos y una pésima o inexistente planificación de los recursos hídricos.
[scrolling_box title=»Otras noticias» count=»30″ rows=»10″]