lunes, 6 febrero 2023

Una anciana de 75 años y su hijo, detenidos con casi cien plantas de marihuana en su vivienda en Almería

26 febrero 2018
Almería
Enganches ilegales, policia

Policías acaban con enganches ilegales a La Luz

Comparte esta noticia en tus redes

Un aviso de incendio en una vivienda en Los Molinos ha facilitado las detenciones de las dos personas, que fueron identificadas por los propios vecinos como ‘ocupantes’ del piso.

Agentes de la Policía Local de Almería han detenido a una anciana de 75 años y a su hijo de 36, ambos acusados de un presunto delito de defraudación de fluido eléctrico y otro contra la salud pública después de que tras un incendio, al parecer debido a una estufa eléctrica, descubrieran en la vivienda que ocupaban en el barrio de Los Molinos noventa y cinco plantas de marihuana en proceso de cultivo y un enganche ilegal de luz.

Los hechos se produjeron poco antes de las 16.08 horas, cuando la patrulla recibe un aviso de la Sala 092 requiriéndoles para que se dirijan de inmediato a la calle Santa Rosa, en el barrio de Los Molinos, donde, según llamada de los vecinos, se ha producido un incendio en una vivienda de la quinta planta de un edificio.

Al llegar al lugar indicado, los agentes observan que los vecinos han desalojado el bloque y que del interior de uno de los pisos salía gran cantidad de humo. Tras comprobar que no había nadie en la casa, proceden a entrar los Bomberos para sofocar el fuego, al parecer, provocado por una estufa en el salón.

Al concluir el servicio, alertan a las dotaciones policiales desplazadas de que en dos de las habitaciones hay una gran cantidad de plantas de marihuana preparada y en proceso de cultivo, arrojando un total de 95 plantas intervenidas. Igualmente, comprueban que el cuadro de luz de la vivienda se encuentra desactivado, sin suministro eléctrico, por lo que tras una breve inspección ocular observan que existe una manguera que sale de una de las habitaciones al exterior de la vivienda, haciendo un uso ilegal de la luz del alumbrado público, con el consiguiente riesgo que supone, por lo que se da aviso a Endesa Sevillana.

Los propios vecinos identifican a los moradores de la vivienda, una mujer, María E.M., de 75 años, que vive con su hijo, Manuel L.E., de 36, ambos naturales de Almería. Ésta reconoce que están de okupas y afirma que se le olvidó apagar la estufa, negando cualquier conocimiento sobre las plantas de marihuana y el enganche de luz.

Ante la evidencia de los hechos, los agentes proceden a la detención de ambos y a su traslado a la Comisaría acusados de un presunto delito de defraudación de fluido eléctrico y otro contra la salud pública.

[scrolling_box title=»OTRAS NOTICIAS» format=»» count=»9″ rows=»3″]

Deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*