lunes, 23 mayo 2022

Suspendida la caza en un coto de Rágol tras hallar dos zorros muertos por cebos envenenados

23 julio 2014
Rágol
Zorro

Zorro muerto. Imagen de archivo

Comparte esta noticia en tus redes

Los agentes de Medio Ambiente que descubrieron los cadáveres no descartan que pueda haber todavía más carnaza impregnada con productos de alta toxicidad

La Delegación Territorial de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio ha suspendido el aprovechamiento cinegético en 114 hectáreas del coto de caza 10.236, ubicado en el municipio de Rágol. Una suspensión adoptada tras encontrar los cadáveres de dos zorros que, según las pruebas realizadas en el Centro de Análisis y Diagnóstico de la Fauna Silvestre, fallecieron tras ingerir cebos envenenados.

Los animales fueron descubiertos por agentes de Medio Ambiente en el paraje Rambla de Zaíno, mientras realizaban un servicio ordinario. De acuerdo con el protocolo y la cadena de custodia, los cadáveres fueron enviados al Centro de Análisis y Diagnóstico, donde han confirmado el envenenamiento con Brodifacum y Bromadiolona, rodenticidas clasificados por la Organización Mundial de la Salud como extremadamente tóxicos.

Productos tóxicos
Estos productos son altamente peligrosos para el ser humano, y su introducción en el sistema ecológico supone un grave riesgo para la salud humana, no solo por la presencia del tóxico en el campo, sino por la posibilidad de que puedan incorporarse a la cadena alimentaria humana a través de especies como el jabalí o la liebre, que previamente hayan ingerido o estado en contacto con cebos envenenados.

Los agentes de Medio Ambiente no descartan que hayan podido morir más animales por ingerir carnaza envenenada, ni que en el monte puedan quedar más cebos impregnados con productos de alta toxicidad y persistencia.

El pasado mes de marzo, la Delegación Territorial suspendió de forma parcial –para todo el año 2014- el aprovechamiento cinegético de un coto privado de caza ubicado en Arboleas y Zurgena, tras la localización de un cadáver de un zorro, animal que murió por ingerir también un cebo envenenado con plaguicidas.