viernes, 21 enero 2022

Última hora

Continúa la restauración del río Adra con la retirada de 25.000 toneladas de cañas

4 noviembre 2021
Adra / Berja
restauracion rio Adra

Comparte esta noticia en tus redes

Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en facebook
Compartir en telegram
Las actuaciones, con un plazo de ejecución de 40 meses, supondrán una mayor protección ante posibles inundaciones y recuperar el ecosistema del río.

La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha visitado el inicio de las obras de la segunda fase de restauración hidrogeomorfológica del Río Adra a su paso por el término municipal de Berja.

Esta inversión de 2,6 millones de euros permitirá la regeneración del ecosistema asociado al río y aumentar la protección de los municipios de Adra y Berja ante los efectos de inundaciones. Estas labores crearán 10.400 jornales al contar con 17 personas trabajando simultáneamente.

Estas actuaciones se desarrollarán a lo largo de 7,4 kilómetros de cauce sobre una superficie de 54 hectáreas. El plazo de ejecución será de 40 meses.

En concreto, esta segunda fase afecta al tramo aguas arriba de la confluencia de los ríos Grande y Chico y permitirá mejorar la capacidad de desagüe del río. Esta parte del río Adra presenta una severa problemática hidrológico-ambiental debida, por un lado, a la proliferación de especies exóticas en el cauce y sus riberas que imposibilita el desarrollo de la vegetación autóctona, ocupa el lecho del cauce y limita la capacidad de desagüe en avenidas generando severos riesgos de desbordamientos; y, por otra, a la acumulación durante más de una quincena de años de depósitos de residuos.

En su intervención, Carmen Crespo ha resaltado que esta actuación mejora la conectividad de tres Zonas Especiales de Conservación (ZEC): el propio Río Adra, las Sierras de Gádor y Énix y la Albufera de Adra. Además, es especialmente relevante porque el río Adra está considerado un espacio indispensable para asegurar la viabilidad del fartet (Aphanius Iberus), especie amenazada en Andalucía.

Las actuaciones de saneamiento ambiental comprenden la evacuación de la gran cantidad de residuos depositados sobre el cauce, degradando las condiciones ambientales del mismo; la realización de tratamientos selvícolas, la eliminación del cañaveral que ha producido una invasión masiva tanto en la ribera como en el propio cauce, con la consecuente reducción de la sección útil del mismo, la modificación de las condiciones de desagüe del río y la ocupación y degradación de los hábitats; la restauración de la cubierta vegetal con especies autóctonas, garantizando así la necesaria estabilización de los márgenes del rio y la defensa de los usos antrópicos a ellos asociados; la adecuación de zonas para facilitar el establecimiento de fartet y el galápago leproso; y el saneamiento, adecuación parcial y acondicionamiento de 8,5 kilómetros de acequias para aprovechamiento sostenible y responsable del río Adra.

En cifras, el proyecto se divide en cinco subtramos y, como ha apuntado la consejera, el Gobierno andaluz estima que se retirarán más de 1.100 toneladas de residuos y se eliminarán más de 25.000 toneladas de cañaveral que ocupan 50 hectáreas (89% de la superficie total).

El proyecto contempla la restauración de la cubierta vegetal con 24.000 plantas de 20 especies autóctonas sobre 40 hectáreas y la construcción de una balsa naturalizada para favorecer el establecimiento del fartet.