lunes, 23 mayo 2022

Intervenidas más de 1.400 plantas de marihuana y cuatro armas de fuego en El Ejido

1 marzo 2021
El Ejido
armas de fuego

Comparte esta noticia en tus redes

Hay detenida una pareja residente en el paraje ‘Venta vieja’ . Está acusada de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico. El hombre arrestado poseía licencia deportiva y de caza, pero incumplió la normativa sobre almacenamiento de las armas y su munición.

Agentes de la Policía Nacional en El Ejido han detenido a dos personas e intervenido 1.435 plantas de marihuana y cuatro armas de fuego, en un nuevo operativo policial contra las plantaciones indoor de marihuana.

Los investigadores apuntaban hacia una pareja residente en el paraje Venta Vieja, que estaba destinando su vivienda al cultivo de plantas de cannabis. Las vigilancias a las que fueron sometidos los arrestados confirmaron las primeras sospechas policiales.

Durante la fase operativa de la Operación Golfo fue registrada la vivienda, en la que se encontraron dos pistolas del calibre 9mm parabellum, un revólver del calibre 357 magnum, una escopeta del calibre 12 mm, 210 cartuchos de diferentes calibres, unos grilletes de uso policial, junto con las 1.435 plantas de marihuana en diferentes estados de floración, y todo un sofisticado sistema de regadío, temperatura y humedad, que proporcionaban las condiciones óptimas para el desarrollo acelerado del cultivo ilegal.

Las armas intervenidas pertenecían al hombre detenido, quien pese a tener licencia deportiva y de caza que le habilitan para su posesión, incumplió la normativa relativa a su guarda y almacenamiento, recogida en el reglamento de armas y explosivos. En el mismo se regula que las armas y sus municiones se deben almacenar en sitios diferentes, y custodiados en el interior de un armero homologado.

La pareja detenida, un hombre de 43 años de edad y con antecedentes policiales por un hecho anterior de similar naturaleza, y su mujer de 29 años, has sido puestos a disposición judicial, acusados de un delito contra la salud pública y otro de defraudación de fluido eléctrico, al disponer la vivienda de una acomedida de luz que no registraba su consumo bajo un contador.

[blog_posts style=»m1″ share=»on» count=»10″ pagination=»on» ad_count=»3″]