jueves, 22 febrero 2024

Martín: “Si Almería tiene agua es gracias a las inversiones de gobiernos socialistas y a su apuesta por la desalación”

25 enero 2024
Almería
231228 foto archivo subdelegado (1)

Comparte esta noticia en tus redes

El subdelegado del Gobierno insiste en que la Junta debe remitir el proyecto de la planta del Bajo Almanzora II “con todos los requerimientos que le hizo Acuamed” y que, a día de hoy, no ha sido enviado al MITECO por parte de la Administración andaluza .

Almería es una de las provincias que van a estar “mejor preparadas” para enfrentarse a un escenario de sequía causada por el cambio climático gracias a la “apuesta que gobiernos socialistas han hecho por la desalación”. 

Así lo ha señalado el subdelegado del Gobierno, José María Martín, quien ha afirmado que “el agua que tenemos y la que tendremos en el futuro será gracias a la inversión que el Gobierno de España está haciendo en desalación y que nos permitirá doblar los recursos hídricos si todas las administraciones reman en la misma dirección y asumen sus compromisos”, ha indicado, en referencia a la Junta de Andalucía. 

En este sentido, Martín ha recordado que el Gobierno andaluz “aún no ha remitido” al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico el proyecto adaptado de la planta del Bajo Almanzora II con los requerimientos que formuló Acuamed al documento técnico remitido el verano pasado por la Administración andaluza. 

“Como ya se ha señalado, para poner en marcha la planta desaladora del Bajo Almanzora II, la Junta debe remitir el proyecto corregido con las observaciones que le hizo Acuamed, cosa que, a día de hoy, no ha hecho. No estamos ante un tema partidista, ni en una contienda electoral. Aquí cada administración debe asumir sus competencias. Y las de la Junta son, en primer lugar, remitir el proyecto y poner a disposición los terrenos donde se construirá la planta”, ha dicho. Por otra parte, el subdelegado del Gobierno ha aclarado que la construcción de plantas desaladoras no es “competencia exclusiva” de la Administración del Estado. 

Martín ha recordado que las actuales plantas desaladoras están permitiendo que la provincia de Almería “pueda enfrentarse a las dificultades en una mejor posición que otras de nuestro entorno”. Así, ha detallado que la planta de Carboneras tiene una producción nominal de 120.000 m3 de agua al día, lo que se traduce en 42 hm3 anuales de agua desalada, con los que se abastece a todo el campo de Níjar y a una población que, en los meses estivales, supera las 200.000 personas. 

Los agricultores del campo de Níjar y del valle del Almanzora, que reciben excedentes de producción mediante autorización temporal, pagan actualmente 0,45€/m3 tras la bonificación del agua desalada para regadío aprobada por el Gobierno en febrero del año pasado. La medida, vigente hasta 2026, podrá prorrogarse hasta 2033, garantizando así a los agricultores un precio competitivo con un recurso “inagotable”. 

Acuamed tiene prevista la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones de la planta, lo que a su vez permitirá producir en torno a un 20% más de agua desalada, con lo que la producción final de la desaladora se incrementará hasta alrededor de 50 hm3 anuales. 

Por otra parte, en el marco de los proyectos de ampliación y mejora de las plantas desaladoras del arco mediterráneo, Acuamed trabaja ya en la equipación de estas instalaciones con un parque fotovoltaico, que aportará parte del suministro eléctrico con energía totalmente renovable y a un mínimo coste. En este sentido, la planta fotovoltaica prevista en la desaladora de Carboneras tendrá una potencia de 27 MW y cuenta con una inversión de 31,1 millones de euros. 

Asimismo, la planta del Campo de Dalías produce anualmente 30Hm3 de agua desalada, estando ya en tramitación ambiental el proyecto constructivo para la ampliación de las instalaciones, que permitirán producir 10Hm3 más de agua desalada. “De esta manera también se garantiza el futuro de la agricultura, ya que la sobreexplotación de los acuíferos dejará de producirse gracias a la aportación del agua desalada”, explica Martín Fernández. 

Además de abastecer agua de riego para los invernaderos de la comarca del Poniente, los municipios de El Ejido, Vícar y Roquetas de Mar reciben también el agua desalada que se produce en esta planta, que abastece diariamente a una población que se sitúa por encima de las 250.000 personas. 

En el caso de la planta desaladora del Campo de Dalías, la dimensión de la instalación fotovoltaica prevista para aportar parte del suministro eléctrico con energía totalmente renovable y a un mínimo coste, estará en torno a 25 hectáreas de superficie, según las estimaciones realizadas por Acuamed.  

En total, la inversión prevista por el Gobierno de España en estas plantas asciende a 138,6 millones de euros. A este montante se suman los 45,3 millones de euros que se están invirtiendo en las obras de defensa y reparación de la desaladora del Bajo Almanzora y los 100M€ que pondrá el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para la construcción de la planta desaladora del Bajo Almanzora II.

Para finalizar, el subdelegado del Gobierno en Almería ha destacado el “gran impulso” que, desde el Gobierno de España, se está dando a la modernización de regadíos en nuestra provincia. Según ha detallado, la inversión que se va a movilizar en los próximos tres años alcanza la cifra de 236,2 millones de euros en 14 proyectos que se van a desarrollar “de una punta a otra” de la provincia.