martes, 16 julio 2024

Los incendios forestales afectan a 1.165 hectáreas en Andalucía este año

27 agosto 2013
Andalucía
Infoca

Especialistas del Infoca en la extinción de un incendio

Comparte esta noticia en tus redes

La superficie afectada por fuego, 110 hectáreas de arbolado y 1.055 de matorral, ha descendido un 85% respecto al valor medio de la última década

Del 1 de enero al 25 de agosto de este año, se han visto afectadas por incendios 1.165 hectáreas en Andalucía, de las que 110 son de terreno arbolado, y 1.055 hectáreas de matorral. Estas cifras están por debajo de la media de la última década, que se establece en 7.706 hectáreas, lo que se traduce en una reducción del 85% comparándolas con el valor medio del último decenio.

Las actuaciones realizadas por el dispositivo para la prevención y extinción de incendios en Andalucía, el Plan Infoca, durante este año muestran una disminución significativa tanto en el número de intervenciones del dispositivo como en la superficie afectada respecto a la media de los últimos diez años, según los datos provisionales disponibles.

En lo que respecta a las intervenciones realizadas por el dispositivo Infoca, desde el 1 de enero al 25 de agosto se han llevado a cabo un total de 461 intervenciones en terrenos forestales, cifra muy por debajo de la media del mismo período de la última década que se sitúa en 697. De estas intervenciones, 380 se corresponden con conatos –menos de una hectárea afectada- y 81 con incendios, números inferiores a la misma media, con 536 y 160 respectivamente.

La Junta de Andalucía destaca el descenso registrado en el número de intervenciones en los meses previos al inicio de la campaña de extinción (1 de junio), que ascienden concretamente a un total de 80, cuando la media es este período es de 183 actuaciones. Lo mismo sucede con la superficie afectada, ya que a 31 de mayo se habían calcinado 152 hectáreas, cuando la media en este período suma 432 hectáreas. Este descenso se ha debido a las copiosas precipitaciones caídas y la consiguiente acumulación de humedad en la vegetación, minimizando así el riesgo de incendio durante los cinco primeros meses del año.

Desde la Consejería de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente se recuerda que estos datos son provisionales y que en ningún caso se puede bajar la guardia, por lo que se solicita la colaboración de los ciudadanos en la lucha contra los incendios forestales, evitando comportamientos negligentes y alertando de forma temprana de los siniestros a través del teléfono de emergencias 112. Además, se subraya que la campaña de extinción de 2013 presenta peligrosidad debido a la proliferación de combustible fino en el monte, consecuencia de las lluvias previas, lo que favorece la propagación de incendios cuando este combustible fino se seca tras los episodios y olas de calor registrados.