jueves, 1 diciembre 2022

Las escuelas de verano, una alternativa para 150 familias de la capital almeriense

12 julio 2015
Almería
escuela de verano en Nueva Andalucía

Escuela de Verano en Nueva Andalucía

Comparte esta noticia en tus redes

Además de las cuatro instalaciones municipales, durante el mes de julio permanecen abiertas también las Escuelas Infantiles de Los Almendros y El Alquián para facilitar la conciliación familiar.

La Escuela de Verano se ha convertido en un servicio imprescindible para muchas familias almerienses, especialmente para aquellas con menos recursos económicos. Una alternativa  o espacio donde los pequeños aprenden mientras se divierten durante sus vacaciones de verano.

Hasta un total de 150 niños, de entre 3 y 13 años, participan este año en alguna de las cuatro escuelas de verano matinales ofertadas por Asuntos Sociales de Almería, a los que hay que sumar los 105 escolares matriculados en las Escuelas Infantiles municipales de Los Almendros y de El Alquián, que también permanecen abiertas durante el mes de julio.

Pilar Ortega, concejala del Ayuntamiento de Almería visitaba una de esas escuelas y destaca que, “además de una medida de conciliación de la vida familiar y laboral,  ofrecen, a través del ocio, del juego, de talleres y de actividades educativas, un espacio donde los más pequeños refuerzan valores fundamentales como el trabajo en equipo, la convivencia, la tolerancia o el respecto hacia la diversidad y aprenden hábitos saludables en alimentación e higiene”.

El Centro de Servicios Sociales Comunitarios (CSS) de Nueva Andalucía ha puesto en marcha la XII Escuela de Verano con el título La máquina del tiempo en nuestro planeta imaginario, un espacio destinado a 42 niños y niñas de 4 a 13 años en el que, con la ayuda de dos educadoras sociales y tres monitores de ocio y tiempo libre, disfrutan de un divertido programa de actividades con el que visitan distintos países del planeta en épocas y con culturas diferentes, haciendo que los niños se sientan viajeros en el tiempo.

Dentro del programa de Familia y Convivencia, el Centro de Servicios Sociales Rambla Belén Amatisteros ofrece una Escuela de Verano para Menores con los que se ha trabajado durante el curso. La intervención socioeducativa se está desarrollando a dos niveles, con los menores, pero también con sus padres o tutores y los 25 alumnos participantes, de entre 5 y 13 años, realizan talleres de apoyo y refuerzo escolar y talleres socioeducativos sobre habilidades sociales y dinámicas de grupos, teatro, manualidades, cocina, informática, además de visitas al Parque de Bomberos o al Parque Infantil de Tráfico. El equipo de profesionales del Centro de Servicios Sociales cuenta para ello con la colaboración de nueve voluntarios de la asociación Almoronía.

Durante todo el verano, el CSS Casco Antiguo desarrolla la Escuela de Verano ‘Intégrate 2015’ destinado a menores procedentes de familias en intervención desde los distintos programas del Centro. 40 menores de entre 6 y 11 años participan hasta el 14 de agosto en un proyecto centrado en la prevención, desarrollo y potenciación de la integración, convivencia y tolerancia de menores de distintas culturas y orígenes.

Centros de la Mujer
Además de los centros de Servicios Sociales, el Centro de la Mujer de Cortijo Grande cuenta con 40 plazas para niños de entre 3 y hasta los 12 años con los que, hasta el 21 de agosto, se trabaja en el fomento de la lectura, el refuerzo escolar, psicomotricidad al aire libre, actividades artísticas y multiaventura y excursiones a la playa, Bomberos o Alcaldía.

Con una maestra y tres educadores infantiles, la escuela infantil de Los Almendros atiende a un total de 35 niños de entre 0 y 3 años de edad, tanto en Aula Matinal, de 7.30 a 9.00 horas, como en Atención Socioeducativa, de 9.00 a 17.00 horas, al igual que en la de El Alquián, donde durante este mes de julio atiende a unos 70 niños, cifra que durante el curso se eleva al centenar.

El apoyo municipal a las Escuelas de Verano se completa con la colaboración con el campamento urbano Arco Iris, que se desarrolla en la parroquia de Piedras Redondas.