viernes, 19 abril 2024

La botella de whisky que intoxicó a siete personas en Almería no estaba precintada ni llena

12 marzo 2014
Almería / El Ejido
Calle Trajano Almería

Calle Trajano de la capital almeriense

Comparte esta noticia en tus redes

La Policía Nacional investiga el entorno y las relaciones sociales de los vecinos que residen en la calle de El Ejido en la que fue encontrada la botella que el 28 de febrero consumieron en la capital las personas intoxicadas.

Nuevos datos sobre la muerte de una persona y la posible intoxicación de otras seis, casi todo jóvenes, el pasado 28 de febrero después de celebrar un botellón en la calle Trajano de la capital almeriense. La investigación policial en torno a este suceso revela que la botella de whisky que consumieron «no estaba precintada» cuando fue encontrada y además que pudo haber sido manipulada, ya que «le faltaba contenido».

Las diligencias policiales realizadas por el Grupo IV de Homicidios de la Policía Nacional incluyen un análisis comparativo de la botella de whisky que se encontró en el lugar en el que los jóvenes resultaron intoxicados y que fue encontrada por uno de ellos varios días antes de que se desplazaran a la capital, según las declaraciones de los afectados.

Los agentes se sirvieron de la fotografía que uno de los afectados tomó de la botella poco después de encontrarla y que compartió con sus amigos a través de Whatsapp antes de que la consumieran.

Investigación del entorno
La Policía Nacional investiga el entorno y las relaciones sociales de los vecinos que residen en la calle de El Ejido en la que fue encontrada la botella de whisky con la que supuestamente un grupo de jóvenes se intoxicaron en un botellón, con lo que tratan de determinar cómo llegó al portal del que fue recogida y si su presencia allí era accidental o, por el contrario, intencionada.

Los agentes tratan de aclarar los motivos por los que la botella llegó al portal de la vivienda unifamiliar ubicada a unos 400 metros del Ayuntamiento de El Ejido antes de que fuera encontrada por uno de los jóvenes la noche que volvía a su casa, sentido en el que se ha tomado declaración al morador de la casa así como a su entorno familiar y a otra persona a la que se tiene alquilado el garaje del inmueble, según han indicado fuentes del caso.

Según el relato del joven que encontró el frasco, la botella estaba en el portal de la casa en el interior de una bolsa de plástico de un supermercado cuando la encontró. No obstante, mostró dudas a la hora de precisar si se encontraba o no precintada en ese momento así como si, en el momento de toparse con ella, estaba acompañado de un amigo.

Ante esto, el Grupo IV de Homicidios de la Policía Nacional mandó una diligencia para que los agentes de la Comisaría de El Ejido identificaran a los dueños de la casa para tratar de esclarecer la aparición de la botella en el portal.