jueves, 9 febrero 2023

La Audiencia de Almería juzgará por extorsión al ex abogado del Estado, según decreta el Supremo

11 febrero 2019
Almería
Audiencia Provincial de Almería

Audiencia Provincial de Almería

Comparte esta noticia en tus redes

La Fiscalía solicita penas que oscilan entre los tres años y once meses, y los nueve años de prisión para los siete procesados, entre ellos Demetrio Carmona, por presuntos delitos de pertenencia a grupo criminal y tres supuestos delitos de extorsión en grado de tentativa aunque a dos de ellos les imputa además sendos delitos de usurpación de funciones públicas y falsedad.

El Tribunal Supremo (TS) decreta que sea la Audiencia Provincial de Almería la que juzgue el caso Tres Reyes contra un grupo criminal acusado de extorsión del que supuestamente formó parte el ex abogado del Estado Demetrio Carmona.

El Alto Tribunal estima el recurso de casación contra el auto de la Sección Segunda que declinaba la competencia para hacerse cargo de la causa, después de que el Penal 3 acordara la remisión de las actuaciones a la Audiencia Provincial al considerar que las posibles penas excedían su competencia objetiva.

El juicio del caso Tres Reyes ha estado a punto de celebrarse y ha sido suspendido en cinco ocasiones.

La Fiscalía solicita penas que oscilan entre los tres años y once meses, y los nueve años de prisión para los siete procesados por presuntos delitos de pertenencia a grupo criminal y tres supuestos delitos de extorsión en grado de tentativa aunque a dos de ellos les imputa además sendos delitos de usurpación de funciones públicas y falsedad.

Según el fiscal, los acusados Demetrio Carmona, R.V.R. y A.M.R. mantenían en el año 2012 una estrecha relación de índole personal en la que se incluían intereses económicos comunes y en agosto de ese año contactaron con F.F.B. y a través de éste con el resto de acusados.

Subraya que todos los investigados «venían dedicándose a la realización de los más diversos negocios», como la venta de bonos mejicanos anteriores a 1950, la exportación de aceite a Rumanía, etc.

Señala la Fiscalía que en la época en la que los acusados contactaron con Demetrio Carmona, éste arrastraba desde hacía años problemas económicos, en los que participaba en parte R.V.R., por sus relaciones comerciales con dos familias.

De esta forma, los acusados decidieron constituir un grupo para realizar distintas operaciones a través de medios ilícitos para conseguir beneficios económicos obligando a otras personas a realizar disposiciones patrimoniales a su favor.

Según el Ministerio Público, para lograr este fin simularon identidades de todo tipo afirmando de forma expresa o tácita que eran miembros importantes del CNI o de la CIA para intimidar a las víctimas con el supuesto poder que esto les otorgaba.

También hacían referencia a influencias en ámbitos judiciales y policiales advirtiendo sobre las consecuencias negativas para la seguridad de las víctimas si se negaban a aceptar sus requerimientos.

J.A.M.A. estaba supuestamente al frente de este presunto grupo y daba instrucciones que debían ser acatadas por el resto.

[scrolling_box title=»OTRAS NOTICIAS» format=»» count=»30″ rows=»10″]