jueves, 26 mayo 2022

El proyecto de una línea de alta tensión en Huebro amenaza el futuro del entorno y de los vecinos de Níjar

28 enero 2019
Nïjar
Valle del Huebro. Foto Amigos de la Alcazaba

Valle del Huebro, en Níjar. Foto: Amigos de la Alcazaba

Comparte esta noticia en tus redes

Para el parlamentario Diego Crespo, de Adelante Andalucía, «supone un atentado contra este espacio de emblemático de Níjar». Ecologistas en Acción-Campos de Níjar presentará alegaciones al proyecto de Alfanar Energía (Arabia Saudí) de construcción de dos parques eólicos, una subestación y una línea de evacuación desde lo alto de Sierra Alhamilla hasta Campohermoso.

La instalación de una línea de alta tensión en el entorno de Huebro, en Níjar, ha movilizado a los residentes en la zona. Los vecinos han recibido el apoyo del diputado de Adelante Andalucía, Diego Crespo,  contra la puesta en marcha de este proyecto que afectará a toda la Ribera de los Molinos de Huebro, un espacio declarado Bien de Interés Cultural por la Junta de Andalucía. En palabras del parlamentario, «supone un atentado contra este espacio emblemático de Níjar, ya que la ubicación de esta línea destrozaría todo el conjunto de la Ribera».

El impacto paisajístico en el pintoresco valle de Huebro sería muy alto por lo que el impacto económico para los propietarios y negocios de Níjar y Huebro debería ser cuantificado también entre los perjuicios que ocasione.

La línea de alta tensión forma parte del proyecto de construcción de dos parques eólicos, una subestación y una línea de evacuación desde lo alto de Sierra Alhamilla hasta Campohermoso, que a juicio de Ecologistas en Acción, podría ser un caso de fraccionamiento de proyectos para facilitar el trámite de Evaluación de Impacto Ambiental, práctica prohibida. «De aprobarse el proyecto tal y como está planteado, podría ser un caso de prevaricación administrativa«, explica el colectivo conservacionista.

Sobre el proyecto
El proyecto de la empresa de Arabia Saudí Alfanar Energía comprende la construcción de dos parques eólicos contiguos uno al otro, con una potencia total de unos 80 Mw. A partir de 50 Mw, el trámite de Evaluación Ambiental debe ser llevado a cabo por el Ministerio de Medio Ambiente.

«El fraccionamiento de un proyecto grande en otros más pequeños para que la decisión sea tomada en los gobiernos autonómicos ya ha sido declarado como ilegal y contrario a derecho por diversos tribunales españoles», aclaran los ecologistas.

La razón de que esto sea así es que al tramitar de forma separada dos evaluaciones no se tienen en cuenta los impactos conjuntos de ambas actuaciones. Cada uno de ellos por separado puede representar un impacto compatible con la conservación del Medio Ambiente pero a lo mejor no de forma conjunta. El impacto sinérgico de ambos proyectos ha de ser estudiado si se quiere respetar la legislación española y europea y se quiere conservar realmente la naturaleza.

Toda la Sierra Alhamilla es declarada IBA (Important Bird Area), por la presencia de aves en peligro o raras en Europa.

Ecologistas en Acción-Campos de Níjar presentará alegaciones al proyecto en su totalidad y confía en que el cuerpo técnico de la Delegación Territorial de Medio Ambiente en Almería no permita la tramitación de los expedientes por separado.

[scrolling_box title=»OTRAS NOTICIAS» format=»» count=»30″ rows=»10″]