jueves, 22 febrero 2024

Detenida una mujer de 33 años por simular ser víctima de explotación sexual

13 febrero 2024
Vélez Rubio
Guardia Civil

Comparte esta noticia en tus redes

Afirmaba haber sido víctima de explotación sexual en Murcia y que tanto ella como su familia estaban siendo amenazadas, por lo que huyó a Vélez-Rubio

Agentes del Equipo Mujer-Menor de la Guardia Civil de Almería (EMUME), ha desarrollado una investigación que ha culminado con la detención de una mujer de 33 años como supuesta autora de la simulación de un delito de trata de personas.

A comienzos del mes de enero, se inició una operación tras recibir información sobre una posible víctima de trata de personas. Según los datos recabados, esta mujer habría sido sometida a explotación sexual en una vivienda ubicada en Murcia y tanto ella como su familia en su país de origen habrían sido amenazados. La víctima relató que consiguió escapar junto a su actual pareja y se refugió en Vélez-Rubio.

La Guardia Civil articuló la seguridad a la víctima, como se hace con todas las supuestas víctimas de este tipo de delitos, con el objetivo de protegerla y evitar que la organización pudiera encontrarla. En el centro especializado para este tipo de servicios de apoyo, la víctima reside y recibe clases de español, atención psicológica especializada y apoyo en la búsqueda de empleo.

Incongruencias

Durante la fase de esclarecimiento del supuesto delito que habría sido cometido sobre la víctima, los agentes de la Guardia Civil detectaron que su versión era incongruente y no coincidía en varios puntos con los de su pareja sentimental. Finalmente, la pareja admitió haber convencido al otro para mentir con el fin de obtener su residencia legal en España. Para lograrlo, inventaron una historia ocurrida en su país y trataron de obtener apoyo de una ONG en la tramitación de sus reales intenciones, si bien, la propia organización no gubernamental les alertó de la necesidad de acreditar fielmente cualquier situación que expusiera en su proceso.

Ante el fracaso de su primer intento, la presunta víctima habría simulado un delito de trata de personas. Esto habría sido alentado por una amiga que le aseguró que de esta manera había obtenido su documentación en otro país europeo.

Esclarecimiento de los hechos

Tras las indagaciones realizadas por la Guardia Civil se logró localizar a varias personas que tuvieron contactos con la denunciante en diferentes localidades. Estas personas pudieron acreditar que la supuesta víctima había estado residiendo, de forma normal sin existir circunstancias que supusieran haber sido víctima de explotación sexual.

De igual manera, se pudo comprobar que en otros centros de asistencia para mujeres a los que recurrió, esta mujer presentó diferentes historias con el objetivo de lograr su fin, a pesar de que los trabajadores de dichos centros siempre le advirtieron que la única forma de obtener la situación de residencia legal era apelar a la verdad, que cualquier otra opción era ir en detrimento de las propias víctimas.

Como resultado de esta operación y gracias a las indagaciones llevadas a cabo, la Guardia Civil procedió a su detención por simular un delito de trata de personas. Esta investigación no solo ha permitido esclarecer una denuncia falsa, sino que de igual forma ha brindado la oportunidad de ofrecer apoyo y protección a las verdaderas víctimas de trata de personas, así como destinar recursos policiales a la desarticulación de organizaciones dedicadas a este tipo de actividades criminales.