miércoles, 17 julio 2024

Cae un grupo criminal georgiano responsable de 14 robos en viviendas en Almería

25 mayo 2018
Almería / Roquetas de Mar
objetos recuperados de robos

Objetos procedentes de los robos y expuestas en la Comisaría de Almería

Comparte esta noticia en tus redes

Para acceder a los pisos utilizaban métodos como ‘resbalón’, ‘bumping’ y ‘ganzuado’. Hay cinco detenidos y se ha practicado un registro domiciliario y en un vehículo en los que se han intervenido gran cantidad de útiles para la comisión de los robos y recuperado piezas de joyería, relojes de alta gama, aparatos electrónicos y dinero en efectivo entre otros

Agentes de Policía Nacional han desarticulado un grupo criminal itinerante compuesto por cinco personas -cuatro hombres y una mujer- de origen georgiano asentado temporalmente en Almería al que se le atribuyen hasta el momento 14 robos en viviendas.

Aunque la mayoría de sus integrantes residían en la localidad de Aguadulce, cometieron sus golpes en Almería capital. Se han practicado registros domiciliarios y en un vehículo, en donde, además de útiles para la comisión de los robos, se han recuperado piezas de joyería, relojes de alta gama, aparatos electrónicos y dinero en efectivo.

Los miembros del grupo desarticulado con una alta especialización en los robos en viviendas actuaban de forma metódica y estructurada, tomando numerosas medidas de seguridad para evitar ser descubiertos.

La investigación se inició el pasado mes de enero en torno a una organización criminal itinerante, afincada temporalmente en el poniente almeriense y compuesta por personas procedentes de Georgia. El grupo se dedicaba al robo en inmuebles, cuando sus moradores no se encontraban en su interior.

Las viviendas estaban situadas en barrios residenciales y casco antiguo, lo que proporcionaba a los autores una fácil escapatoria en caso de presencia policial.

Los robos fueron cometidos principalmente en horario diurno, de lunes a viernes y preferiblemente por las mañanas, cuando los moradores se encontraban en su trabajo.

El método utilizado por los arrestados dependía del grado de dificultad que pudiera presentar el piso que pretendían robar. Si la llave no estaba echada utilizaban el resbalón, liberándolo con un plástico duro y sin dejar ningún tipo de marca en la cerradura. En otras ocasiones, mediante la técnica del bumping -golpeando ligeramente con algún objeto- una llave maestra previamente preparada y así lograban desbloquear los cilindros de la cerradura.

Si las medidas de seguridad de la puerta eran más simples, utilizaban la técnica del ganzuado que consiste en insertar dos ganzúas en el interior del cilindro de la cerradura y con gran habilidad conseguir desplazar los pistones interiores de la misma.

Posteriormente, una vez que conseguían acceder a los pisos se hacían con el botín en un espacio de tiempo muy reducido. Se apoderaban principalmente de joyas, dinero en efectivo y pequeños dispositivos electrónicos con una fácil salida en el mercado ilícito.

La investigación reflejó que este grupo criminal estaba perfectamente organizado y jerarquizado y que sus integrantes se repartían las diferentes tareas. Así, se componía de distintos especialistas: desde un experto en cerrajería a un conductor de vehículos para los desplazamientos hasta tratantes de joyas para dar salida a los efectos sustraídos, todos ellos orquestados por el jefe de la organización, que tras un periodo de inactividad reorganizó la banda.

Las investigaciones dieron con los presuntos responsables de los robos, cinco personas, de nacionalidad georgiana de entre 25 y 39 años. Igualmente se localizó el lugar donde residían, una vivienda situada en la localidad de Aguadulce -Roquetas de Mar-, desde donde se desplazaban hasta la capital para cometer los robos.

En una primera fase y tras tener localizados e identificados a todos los integrantes de este grupo, los agentes pusieron en marcha un dispositivo policial para proceder a su detención, el cual culminó con el arresto in fraganti de cuatro de los integrantes cuando salían de perpetrar su último robo y huían con el botín en un vehículo de alta gama. Asimismo, los sujetos en cuestión para evitar su detención, embistieron de frente a un vehículo policial ocasionando lesiones de diversa consideración a tres agentes.

En el registro del inmueble y del vehículo se recuperaron numerosas piezas de oro y otros metales preciosos, aparatos electrónicos y diversos teléfonos móviles, entre otros efectos, los cuales fueron entregados en su mayoría a sus legítimos propietarios. Igualmente se intervinieron multitud de herramientas con las que cometían sus asaltos.

Tras estos arrestos, y en una segunda fase de la operación realizada, llevaron a cabo la detención en Madrid del quinto miembro de la organización.

Las cinco personas detenidas a quienes se les imputan 14 delitos de robo con fuerza, atentado y pertenencia a crimen organizado, fueron puestas a disposición del juzgado de instrucción de guardia de Almería, quien ha decretado el ingreso en prisión de todas ellos.

[scrolling_box title=»OTRAS NOTICIAS» format=»» count=»30″ rows=»10″]